¿Estás contenta en el punto en dónde estás?

¿Realmente quieres convertir tus sueños en realidad?

¿Quieres conseguir ( + ) impacto con ( – ) esfuerzo y desgaste?

 

Si estás dispuesta a lograr tu propia historia de éxito, este artículo te va a interesar especialmente.

 


 

No eres la única, es muy común, veo constantemente a mujeres anhelando hacer grandes cambios y trabajando duro para conseguir el éxito que se merecen, sin lograr los resultados que esperan.

 

¿Sabes qué es lo que te separa de otras mujeres que SÍ lo han conseguido?

 

LOS LÍMITES.

 

Las mujeres que disfrutan de su éxito merecídamente ganado dominan la habilidad de establecer y respetar firmemente los límites sobre lo que ESTÁN dispuestas a tolerar y NO están dispuestas a tolerar.

Es probable que ya sepas que establecer límites (y respetarlos) es extremadamente útil. Sin embargo, todavía estás peleándote con los límites y continúas trabajando demasiado, con la sensación de no llegar nunca a un destino, sintiéndote cansada y escondiéndote de tu ambición.

 

¿Por qué te pasa ésto?

Porque las mujeres hemos aprendido que establecer límites es una HABILIDAD SECUNDARIA, ya sabes, primero “debemos de estar disponibles para cubrir las necesidades de los demás”.

 

¡“Tu siguiente reto NO lo conseguirás por el hecho de trabajar MÁS DURO.”!

 

Tu crecimiento vendrá como resultado del segundo paso en la estrategia de éxito más poderosa conocida para la mujer, tras el AUTOCONOCIMIENTO:

LOS LÍMITES.

 

Así lo consiguen mis clientas, como es el caso de Carla M.

Carla, consiguió claridad en lo que quería, hacia dónde iría, Y LO QUE NO TOLERARÍA MÁS EN SU VIDA Y CARRERA.

    • NO más conformarse con un sueldo bajo.
    • NO más arrastrarse para ser tenida en cuenta.
    • NO más soñar con los brazos cruzados.
    • NO más decir que las cosas estaban “bien” cuando no lo estaban.

Cuando comenzó con su proceso para establecer límites, Carla se sentía incómoda y la preocupaba que su equipo, clientes, colegas y jefes la etiquetaran con esa palabra de 5 letras que a las   mujeres con ambición “nos gusta tanto”.

Y aunque recibió algún rechazo, lo que más obtuvo fue RESPETO.

Y dinero. Carla logró más dinero. 🙂

Y bienestar. Comenzó a sentirse mejor en sí misma, auténtica, radiante e imparable.

 

Tu siguiente nivel de éxito no consiste en trabajar MÁS DURO.

Consiste en establecer algunos LÍMITES grandes y hermosos alrededor de las cosas que son más significativas e importantes para ti.

 

Poner límites no sólo consiste en identificar “tus asuntos más importantes” y decir no a la agenda de los demás, también consiste en SOLTAR Y DELEGAR, compartir y mover la responsabilidad.

 

Delegar:

Como ya sabes, DELEGAR con eficacia, no es una tarea fácil, requiere de visión estratégica, claridad, foco, constancia, supervisión y CONFIANZA, en tu equipo.

Este es otro punto común entre muchas de mis clientas, no delegan, porque no confían en su equipo, y sabes qué, ¿cómo vas a delegar algo en alguien sino confías en ella?, lo curioso es, que cuando las hago esa pregunta, me dicen, que su equipo es muy competente, sin embargo, son incapaces de SOLTAR y delegar,

¿qué crees que hay de fondo?

 

¡Bingo!, si no confías en ti misma, difícilmente vas a poder confiar en otros.

 

Así que la CONFIANZA, vuelve de nuevo a la escena.

 

La falta de confianza en ti misma, te está impidiendo tener claridad sobre qué es lo que quieres, cómo conseguirlo, cuáles son los límites infranqueables, soltar y delegar.

 

LA FALTA DE TIEMPO:

Otro asunto en común en las mujeres es la falta de tiempo.

¿Cuántas veces te reconoces en el día diciendo NO TENGO TIEMPO?, verdad, a veces acabas extenuada entre tantas tareas.

Este es un asunto muy controvertido, verás, el tiempo es una cuestión objetiva, porque el tiempo es el mismo para todos 24h = 1 día, y sin embargo, a la vez es un asunto relativo, porque unas veces sientes que pasa rápido y otras lento, y hay personas que son capaces de hacer un montón de gestiones en 24h y a otras no las da la vida.

Si te encuentras entre las personas “que sienten que no las da la vida”, esto te interesa.

 

Tiempo y energía:

Tiempo y energía: son tus dos recursos más valiosos. Es por eso que aprender a delegar es tan valioso para las mujeres que quieren liderar.

Porque cuanto más responsabilidades tengas en tu vida, el trabajo y los negocios, más tareas de bajo valor tendrás que dejar de resolver tú para centrarte exclusivamente en tareas de alto valor, aquellas que sólo tú debes encargarte de gestionar y liderar.

No delegar no sólo te distrae y te deja seca de energía, sino que “mina” tu credibilidad.

 

El exceso de trabajo y presión, te agota y disminuye tu energía, calma, confianza en ti y los demás y el foco necesario para cerrar grandes tratos y/o ser tenida en cuenta para promocionar.

 

Delegar, no ha sido fácil para mí. Al principio, pasaba pequeñas tareas a mi equipo, pero seguía aguantando mucho trabajo a mis espaldas durante demasiado tiempo. Esto ralentizó el crecimiento de nuestros proyectos, el de mi equipo y el mío. Me costó oportunidades significativas de promoción y afianzar relaciones profesionales, porque simplemente, estaba demasiado ocupada para poder abordarlas.

 

Con el tiempo y varias crisis de por medio, me di cuenta de que necesitaba hacerlo mejor que hasta entonces para moverme inteligentemente hacia mis objetivos.

 

Aprendrí que no era cuestión de “tener tiempo”, sino de ser consciente de “en qué estaba gastando la energía”.

Esto me ayudó a ganar confianza y a tener claridad y foco para elegir dónde establecer límites y delegar eficientemente.

 

“A medida que aprendes a gestionar tu energía, consigues más tiempo para emplear en aquello que te importa.”

 

Tareas de 1000€ :

Identifica tus asuntos imprescindibles y de los cuales dependen el resto, y a partir de ahí aprende a establecer límites y a delegar de una manera más efectiva.

Así es como funciona: para que puedas aprovechar tu potencial, tienes que identificar el conjunto de tareas que te rodean cada día.

Algunas de esas tareas te cuestan 10 – 20 € la hora: fotocopias, mensajería, IT, …

Otras tareas cuestan 50 – 100 € la hora: contabilidad, diseño gráfico, ejecución de elementos de una estrategia de marketing, logística para una reunión…

Y otras tareas valen entre 1000 y 10,000 € la hora: conversaciones de ventas, desarrollo de estrategias y planes de operaciones, negociaciones, networking, desarrollo de nuevos productos, redacción de textos publicitarios…

 

Tu crecimiento depende de tu capacidad para pasar gradualmente de tareas de 50 € a tareas de 1000 €.

 

Las tareas de 50 € te cuestan dinero pero son una parte necesaria para hacer negocios y administrar tu departamento u organización.

Las tareas de 1000 €, son las cosas que con frecuencia te harán ganar dinero y liderar el rumbo a seguir para tu equipo.

Como te habrás dado cuenta, para tí, mujer líder, éstas son las mejores tareas para dedicar tu tiempo.

1 Abrazo

N.

 

PD -¿Estás contenta en dónde estás? ¿Realmente quieres convertir tus sueños en realidad?

Si estás preparada para lograr tu propia historia de éxito, no me pierdas de vista.

Suscríbete al blog.

Recibe en exclusiva todas mis novedades, directamente en tu buzón y accede gratis a mi "Estrategia para liderar con Impacto y Seguridad".