Navidad.

El único momento del año en el que aparentemente en las empresas está permitido sentirse vulnerable,

fraternidad, comidas o cenas, acordarnos de los que no están, compartir mesa, incluso regalos de amigos invisibles entre compañeros y cestas de empresa.

 

¿Cuál es la relación entres sentimientos y empresa?

Alguna vez te has preguntado,

¿qué es lo que siente la empresa en la que trabajas?

y esto otro,

¿porqué los hombres no se han permitido sentir y sólo se han exigido su sentido analítico orientado a resultados cuantificables?

¿dónde van los sentimientos que no se gestionan en las empresas?


El tema está, en que las mujeres, nos hemos sumado más tarde al mercado laboral,

las reglas ya estaban ahí cuando llegamos,

nosotras no participamos cuando las construyeron y, eso te está pasando factura,

porque para crecer laboralmente y tratar de que te tomaran en serio, adoptaste el estilo de trabajo y de liderazgo impuesto, te olvidaste de ti y de tus necesidades biológicas como mujer y te has estrellado,

has pagado un precio muy alto, te sientes engañada, agotada, muy alejada de ti misma y, esto afecta a tu mundo emocional, mental y corporal.

Emocionalmente estás desbordada, mentalmente estás llena de ruido y físicamente, estás cansada, dolorida, descordinada.

¿Tienes alguno de estos síntomas?

Estrés, insomnio, despertarse a las 3 de la mañana con la mente a 200 por hora y el corazón acelerado, desajustes menstruales, caída del pelo, dolores somatizados…

Si crees que no te ha pasado factura, me jode decirte, que está a punto de pasarte, o peor aún, estás tan perdida de ti, que no te das cuenta de que ya te estrellaste.

 

Levanta la mano, si tú también.

Yo he llorado en el trabajo, ¿y tú?

Posiblemente, has sentido mucha impotencia en reuniones formales y en conversaciones de café improvisadas, en donde veías que no se estaba valorando tu trabajo como si se tratara del de un compañero.

Las lágrimas se apoderaban de ti y, te han llegado a decir, que no seas tan emocional y entonces, te sentías chiquitita, como si algo estuviera mal en ti.

Nada más lejos de la realidad, eres un ser emocional y nada está mal en ti, lo que te ocurre es que estás tapada, llevas muchas capas de liderazgo rancio tapando tu poder interior.

Sabes, es imposible que separes la emoción del pensamiento y, nadie está en el derecho de pedirte que dejes de sentir.

 

¿Cómo funciona tu mundo emocional?

Estar conectada con tu mundo emocional te da poder, tú poder, nadie más tiene el auténtico power que llevas en tu interior.

Porque ese power, es tu autoridad interna,  donde nace tu expresión desde dentro hacia afuera, desde ti, para impactar en el mundo que te rodea.

Por eso me gusta explicarte como funciona tu mundo emocional, porque desde el conocimiento puedes darte permiso a sentir lo que quieres sentir en cada momento y, no te digo que estés todo el día hiper feliz, sino que, si te observas, si llevas tu atención y te escuchas,

podrás identificar patrones de sentimiento que se activan en determinadas situaciones, y te dará el poder de conocerte más a ti misma, respetarte y decidir si ese sentimiento tiene cabida en ti en ese momento o no.

 

Cuando vas contra natura, la natura siempre sale a manifestarse, eres un ser emocional.

Aún no han inventado un sistema artificial que sea capaz de expresar nuestros sentimientos, ni gestionarlos ni interpretarlos, sin embargo seguro tienes en casa algún dispositivo que almacene, gestione, calcule información.

Los expertos dicen que somos en más de un 80% emoción y sentimiento

Y sí, ante un estímulo, lo primero que nace en nosotros es la emoción, es lo más primitivo: miedo, rabia, alegría, tristeza, amor, según el científico encontrarás una clasificación de las emociones básicas comunes a todos los humanos.

A partir de esas emociones, en función de cómo las interpretamos nace un sentimiento.

Vamos, que desde la neandertal que llevas dentro (haciendo un paralelismo con nuestro sistema límbico, que es la parte más primitiva del cerebro y en dónde nacen las emociones, aunque en realidad, sería más correcto decir “desde la reptil que llevas dentro”, porque el sistema límbico nació con nuestros antepasados reptiles), tienes apenas unas fracciones de segundo para interpretar esa emoción (mediante la razón) y transformarla en un sentimiento.

Y claro, para que tu mente pueda interpretar esa emoción se apoya en recuerdos, otros momentos que haya podido vivir similares, que están almacenados en tu mente subconsciente y, con eso hace el filtro y selecciona que es lo que vas a sentir.


Creo que sabiendo esto, realmente puedes entrenarte en elegir cómo te quieres sentir,

qué es lo que quieres hacer con eso que esa emoción,

¿te quedas atrapada en ella? ó ¿te quieres permitir sentirla y escuchar que te quiere decir?

y, claro que no es tarea fácil, pero en lugar de estar quejándote por las esquinas, no es mejor saber que tú tienes la capacidad de escoger ¿cómo te quieres sentir?

Trato de que reflexiones, para que seas consciente de que mujeres y hombres estamos pasando por la misma crisis de sentimientos y, que aunque nosotras no hayamos construido las normas del mundo laboral,

si queremos, unidas, cada una desde su área de influencia,

podemos transformar la realidad en la que vivimos y vivirán las generaciones futuras, que llevarán tu sangre y la mía.


Tú y yo somos la llave que puede devolver el papel de los sentimientos a la empresa, al mundo laboral, a la sociedad y para ello, debemos de re-educarnos a nosotras mismas y los hombres que nos rodean.

Juntas, debemos ser el modelo de liderazgo que sentimos que el mundo necesita.

Y si no quieres mover el culo, permítenos a las demás edificar una nueva realidad.

Porque hoy más que nunca, el liderazgo comienza en el corazón

Y de corazón, nosotras sabemos tela, ¿por qué no se lo enseñaríamos al mundo?

Estoy deseando conocer tu opinión, te espero abajo, en los comentarios.

Un abrazo.

N.

Foto Andrew Loke

Suscríbete al blog.

Recibe en exclusiva todas mis novedades, directamente en tu buzón y accede gratis a mi "Estrategia para liderar con Impacto y Seguridad".